preloder
785
aumentar disminuir

NOTICIAS

El LNPP, un espacio para generar soluciones para problemas públicos

LNPP / Viernes 17 de agosto de 2018

Eduardo Sojo Garza Aldape

Para solucionar problemas públicos no basta con buenas intenciones o una buena intuición ¿Cómo asegurar que las políticas que se adoptan permiten obtener el resultado deseado? Podemos aprender de cómo la ciencia innova y avanza, por medio del análisis crítico, la experimentación, la recolección de datos y la evaluación de los resultados. Pensemos, por ejemplo, en el desarrollo de nuevos medicamentos. Una sustancia puede tener efectos curativos pero también nocivos para las personas, por lo que se requieren años de investigación y experimentación antes de permitir su consumo generalizado. En este proceso, algunas fórmulas químicas prometedoras demuestran no ser efectivas y otras revelan efectos no previstos.

Incluso después de haber sido aprobada una sustancia, la evaluación de resultados y nuevas investigaciones e innovaciones, provocan que conclusiones a las que se había llegado con anticipación resulten cuestionadas.

Algo similar pasa con las políticas públicas: acciones o programas intuitivamente bien diseñados pueden no ser los más efectivos, mientras otras acciones no consideradas previamente pueden resultar innovaciones exitosas. Pero, ¿se puede experimentar para avanzar en la solución de problemas públicos?, ¿se puede mejorar el diseño de políticas públicas a partir de mayor información?

Hasta hace poco tiempo, la idea de experimentar con políticas públicas se consideraba inviable o poco ética. Sin embargo, en los últimos años, se ha reinterpretado la idea de experimentación a partir del desarrollo de complejos métodos de modelación y simulación, el desarrollo del enfoque de la economía conductual y el aprovechamiento de las tecnologías para el procesamiento de la enorme cantidad de datos que genera tanto el sector público como el privado. Todo esto dentro de un entendimiento de los parámetros éticos de la hechura de las políticas públicas. Hay casos interesantes de los cuales podemos aprender como el Laboratorio de Gobierno de Chile (que es parte la Presidencia de ese país y que promueve procesos de innovación en servicios públicos centrados en las personas); el Behavioural InsightsTeam del Reino Unido (una asociación público-privada que conduce experimentos orientados a mejorar servicios públicos con base en los conocimientos derivados de las ciencias del comportamiento); o el Teatro de las Decisiones de la Universidad de Arizona (que apoya la toma de decisiones colectiva a partir de la visualización de datos, simulaciones y modelos).

México cuenta, desde hace algunos meses, con un Laboratorio Nacional de Políticas Públicas (LNPP) hospedado en el Centro de Investigación y Docencia Económicas, A.C. (CIDE) y que contó para su creación con el apoyo de otros centros de investigación. El Laboratorio, que forma parte del Programa de Laboratorios Nacionales del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, busca construir un puente entre el conocimiento científico, la ciencia de datos y la toma de decisiones de política pública.

El LNPP es un espacio de innovación, información y conocimiento que presta sus servicios a la comunidad académica, a los estudiantes de pregrado y posgrado, a los tomadores de decisiones de los gobiernos federal, estatales y municipales, así como a Organizaciones no Gubernamentales,  en la generación de conocimiento de vanguardia a partir de la utilización de bases de datos, del análisis sistemático de información, de la deliberación colectiva de problemas públicos, de la aplicación de principios teóricos, técnicas experimentales y de diseño, modelación y simulación de intervenciones gubernamentales para la comprensión y solución de problemas públicos.

La idea del Laboratorio tuvo como origen, además de la experiencia del CIDE en materia de investigación aplicada, un proyecto nacido en el 2008 por iniciativa del doctor Enrique Cabrero que se denominó Banco de Información para la Investigación Aplicada en Ciencias Sociales. Con base en esa experiencia, el Laboratorio cuenta ahora con un dataware house y con las herramientas necesarias para utilizar las bases de datos de forma eficiente. A esas herramientas se va a adicionar una conexión al Laboratorio de Microdatos del INEGI con los mismos protocolos de seguridad que tiene el Instituto.

Además de contar con el repositorio de bases de datos, el laboratorio ofrece servicios de asesoría a estudiantes, investigadores e instituciones en el procesamiento de la información, tanto cuantitativa como cualitativa, tanto estadística como geográfica.

En él área de investigación aplicada el laboratorio cuenta con experiencia para vincular a los investigadores del CIDE en la resolución de problemas de política pública y para establecer alianzas con investigadores de otras instituciones públicas y privadas para la realización de proyectos conjuntos. El laboratorio ofrece los espacios, el equipo, el software y la expertise para hacer análisis empíricos y teóricos de políticas públicas. Los investigadores, tanto del CIDE como de otras instituciones, podrán aprovechar los datos alojados en el laboratorio, beneficiarse del apoyo de sus especialistas, utilizar los instrumentos para simular, modelar y hacer análisis de intervenciones específicas y aprovechar metodologías de análisis de los efectos de intervenciones específicas en distintos sectores.

Para los tomadores de decisión, el LNPP ofrece servicios de análisis de información sobre políticas públicas para comprender mejor los problemas y construir diagnósticos basados en análisis sistemáticos de información, recolectar y sistematizar información, modelar la relación entre factores asociados a dichos problemas, simular los efectos de intervenciones concretas, hacer análisis de redes sociales, hacer análisis de información georreferenciada, experimentar, pilotear y hacer análisis de sensibilidad de decisiones de política pública, incubar y pilotear intervenciones gubernamentales, evaluar de forma estratégica los efectos de distintos atributos de política pública, modelar su implementación, hacer evaluación ex-ante de iniciativas de regulación, hacer análisis de la dimensión espacial y temporal de cada política; en síntesis facilitar la deliberación y toma de decisiones colectiva y la transferencia de conocimiento, a partir del conocimiento científico, la ciencia de datos y la inteligencia colectiva.

En contextos de alta complejidad como los que se viven en la actualidad, la toma de decisiones públicas requiere del involucramiento de un creciente número de actores con diferentes antecedentes o visiones. El laboratorio ofrece infraestructura para facilitar procesos decisorios colaborativos en el Teatro de Decisiones o la realización de grupos de enfoque en la Cámara de Gesell.

El laboratorio cuenta también con un programa de formación enfocado a fortalecer la capacidad de los usuarios para aprovechar la información. En esta materia este mes de junio tendremos nuestra Escuela de Métodos que ofrece ocho cursos cortos en los siguientes temas: visualización de datos con herramientas interactivas; muestreo estadístico para el análisis de encuestas; introducción a métodos cualitativos; introducción a métodos cuantitativos; econometría espacial; introducción a la evaluación de impacto; aplicación de Atlas.ti para políticas públicas; y sistemas de información geográfica.

Puedes consultar el contenido original aquí

SUBIR
COMENTARIOS.png