Inicio / Blog / Las palabras importan: opiniones sobre la gravedad de la pandemia y aprobación de gobernantes

Las palabras importan: opiniones sobre la gravedad de la pandemia y aprobación de gobernantes

Por: Salvador Vázquez Del Mercado
26.03.2021
Ciencia de datos

Las palabras de los gobernantes importan porque influyen en las opiniones de la ciudadanía. Esto es particularmente importante en el contexto actual, en el que la forma como han hablado los gobernantes sobre la pandemia afecta la evaluación ciudadana sobre su gravedad y, en consecuencia, sobre los riesgos. El efecto no es automático, sin embargo. Se enfrenta a la realidad observada por los ciudadanos y a las opiniones que ya tienen en mente, particularmente sobre los agentes que los emiten.

A continuación son presentados los resultados de una encuesta levantada el verano pasado, cuando el país enfrentaba el primer pico en el número de casos. Este texto describe las opiniones sobre la situación de la pandemia en el país y cómo dependían tanto de la información que tuvieran las y los encuestados, como de la opinión de los dos comunicadores principales sobre el tema: el presidente de la República y el subsecretario de prevención y promoción de la salud.

¿Cómo iba México en estos días?

El gráfico 1 muestra el crecimiento de los casos y muertes confirmadas de COVID19 en México entre el 15 de junio y el 5 de agosto de 2020. Estos datos anteceden el levantamiento de la encuesta y dan una idea de la información con la que contaban las y los encuestados en el momento de participar en el estudio. Estos son los datos oficiales y, aunque probablemente subestiman el número de casos y muertes atribuibles al virus, forman parte de la narrativa oficial sobre su impacto.

El número de casos confirmados entre el 15 de junio y el 1 de agosto creció de 150 mil a 434 mil, mientras que el número de muertes confirmadas aumentó de 17 mil a 47 mil. Ambos números casi se triplicaron en este periodo. La situación era indiscutiblemente grave, pero ¿era mejor o peor que en otros países? El gráfico incluye también algunos países del continente, como referencia. En números absolutos, el número de casos confirmados no era particularmente distinto de otros países como Argentina, Canadá, Chile, Colombia o Perú. Y eran significativamente menores que en Estados Unidos y en Brasil –aunque, ciertamente, el número de pruebas realizadas en México daba una impresión demasiado optimista. El número de muertes confirmadas era mayor y el panel derecho muestra su crecimiento, aunque no tan grave como en Brasil o en Estados Unidos, mucho mayor que los demás.

Descripción de mi imagen::1000px

¿Qué pensaban las y los encuestados sobre la situación de la pandemia?

Que no iba bien: 86 % (60.8 + 25.2 %) de los participantes consideró que la situación del país era muy o algo grave. La comparación con el resto del mundo era un poco más optimista: 71.3 % (25.9 + 45.4 %) opinó que México estaba igual de mal o peor. Estos porcentajes pueden observarse en la gráfica 2. Vale la pena notar que el porcentaje que respondió no saber la respuesta es menor al evaluar la situación del país (4.2 %) que su comparación con el mundo (9.7 %), aunque la diferencia es estadísticamente significativa al poco convencional 1 %.

Ambos resultados sugieren que las y los encuestados tienen menos información a la mano para hacer esta comparación, aunque la diferencia no es estadísticamente significativa a niveles convencionales. Cuando tienen menos información obtenida de forma personal, suelen usar la información oficial con mayor frecuencia para formar sus opiniones.

Descripción de mi imagen::1000px

El efecto de la comunicación oficial depende de la opinión de los actores encargados de emitirla. La comunicación oficial sobre la pandemia ha tenido un portavoz oficial, el subsecretario Hugo López-Gatell, pero el presidente de la República ha jugado un papel preponderante en los mensajes del gobierno. Quienes aprueban su gestión en la lucha contra el COVID-19 serán más receptivos a su mensaje. Dado que el subsecretario es el agente encargado de encabezar la lucha contra el COVID19, es esperable que tenga un nivel de aprobación más alto. En esta encuesta, 67 % aprueba la gestión del subsecretario, mientras que la gestión contra el COVID-19 del presidente es aprobada por 48 %.

¿Cómo influye la aprobación de ambos actores en la percepción sobre la pandemia?

El gráfico 3 contrasta los porcentajes que opinan que la situación en México es algo o muy grave (en el panel izquierdo) y que opinan que está igual de mal o peor que en resto del mundo (en el derecho), por el nivel de aprobación del presidente y del subsecretario, respectivamente. En el panel izquierdo observamos que la desaprobación de la gestión del presidente agrava la percepción de la situación del país: el porcentaje que opina que la situación en México es grave es 18.1 puntos más alta entre quienes desaprueban su gestión (94.7 - 76.6 %). La opinión sobre la gestión del subsecretario no tiene este efecto: el porcentaje de quienes opinan que la situación es grave es sólo 2.8 puntos menor entre quienes desaprueban su gestión.

Descripción de mi imagen::1000px

La opinión sobre la situación del país está fincada en experiencias de las y los encuestados, mientras que la comparación con el resto del mundo responde más a la opinión que tengan sobre el político a cargo. En el panel derecho observamos que el porcentaje que opina que la situación en México está igual de mal o peor que en mundo es 52.3 puntos más baja entre quienes tienen una opinión positiva de la gestión del presidente (96.6 - 44.3 %). La capacidad del subsecretario para influir en las opiniones es menor, aunque no deja de ser significativa: quienes aprueban su gestión tienen un porcentaje 27.7 puntos más bajo (90 - 62.3 %).

La letra chiquita

La encuesta fue levantada reclutando a 1,063 participantes en Facebook, entre el 1 de julio y el 3 de agosto de 2020. Los usuarios de Facebook, desde luego, no son representativos de los ciudadanos del país, como tampoco lo son quienes suelen responder encuestas en línea. Por ejemplo, los participantes en la encuesta son mayores y tienen un mayor nivel educativo que la población en general. Los resultados de esta encuesta fueron postestratificados para aproximar el peso que tiene cada uno a su equivalente en la población del país. Este procedimiento toma en consideración la edad y el nivel educativo, además de otros factores sociodemográficos e identitarios. Ajusta los resultados a las proporciones reportadas por el INEGI para el censo 2020, así como otras encuestas realizadas durante el levantamiento. El procedimiento de postestratificación de una muestra de conveniencia logra aproximar los resultados a lo observado en la población del país, pero produce errores estándar amplios.